Francia pone en duda la ratificación del acuerdo Unión Europea-Mercosur
El viernes pasado, en la cumbre del G20 en Japón, se aprobó el acuerdo para la eliminación arancelaria entre el Mercosur y la Unión Europea,
Prensa Digital

Francia pone en duda la ratificación del acuerdo Unión Europea-Mercosur

Francia pone en duda la ratificación del acuerdo Unión Europea-Mercosur

El viernes pasado, en la cumbre del G20 en Japón, se aprobó el acuerdo para la eliminación arancelaria entre el Mercosur y la Unión Europea, tras 20 años de negociaciones.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. La primera traba es que el nuevo tratado de libre comercio deberá ser aprobado e implementado en todos los países involucrados. Es decir, los 28 de la Unión Europea, más Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay que conforman el Mercosur deberán cambiar su legislación vigente sobre impuestos aduaneros.

Las diferencias de prioridades entre países por temas locales, también contempla una posible traba. En octubre, Argentina llevará a cabo sus elecciones presidenciales, que tienen al actual presidente, Mauricio Macri, y al peronista Alberto Fernández, compitiendo codo a codo en las encuestas. Si Fernández llega a la Casa Rosada, eso podría significar que el pacto quede en stand-by, ya que el candidato se ha mostrado en su contra por el impacto que podría provocar sobre el empleo y la industria de Argentina.

La prioridad de Brasil, en tanto, es avanzar en la reforma a las pensiones, ya que tiene como fecha el límite el 18 de julio para aprobarla en primera instancia, antes del receso parlamentario. Esto podría dejar el tema comercial al fondo de la agenda. Además, dentro de los pilares del tratado se encuentra la aplicación del Acuerdo de París por el cambio climático, y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha demostrado menos compromiso que la Unión Europea con las causas medioambientales, lo que puede ser otro obstáculo.

Este martes se presentó un nuevo punto de discordia, ya que Francia aseguró que no está lista para ratificar el tratado, aludiendo al impacto que podría tener la gran cantidad de importación de carne del Mercosur sobre los ganaderos locales.