Se desploman las principales bolsas mundiales
Nadie parece tener una explicación unívoca para la repentina caída que sufrieron este lunes las bolsas de todo el mundo particularmente en Estados Unidos, donde
Prensa Digital

Se desploman las principales bolsas mundiales

Desplome de Bolsas Mundiales

Nadie parece tener una explicación unívoca para la repentina caída que sufrieron este lunes las bolsas de todo el mundo particularmente en Estados Unidos, donde el Dow Jones llegó a caer más del 6% antes de cerrar con una baja de 4,6%.

Esta mañana, Asia y Europa reportaron nuevos retrocesos, pese a que analistas de Wall Street estiman que lo peor de la baja ya pasó. Hasta ahora, la razón más aceptada es el temor en los mercados de que la normalización monetaria en el mundo desarrollado sea más rápida de lo anticipado. Si la Fed ve que la economía de EEUU se sobrecalienta, podría retirar más agresivamente los estímulos de la postcrisis, lo que encarecería el costo del endeudamiento y restaría liquidez global. Esos temores vienen de un reporte del Departamento del Trabajo el viernes, que mostró un alza en los salarios que daría pie a mayor inflación, lo que a su vez, daría espacio al banco central de EE.UU. para subir más la taza.

Pero otros analistas han dicho que las abruptas pérdidas de la bolsa tienen que ver más bien con una corrección que se veía venir, después de dos años de imparables ganancias que llevaron a la Bolsa de Nueva York ha batir una serie de récords. Al menos parte de la baja también podría estar asociada al mecanismo de comercio electrónico, en el que una serie de algoritmos aceleran las ventas en momentos de pérdidas brutas, lo que profundiza las pérdidas en los índices. Es lo que muchos están llamando un flash crash, que ayudó a explicar el desplome de más de 20% en Wall Street en octubre de 1987.

Como sea, el derrumbe de las bolsas esta semana borró 4 billones de dólares de las acciones de todo el mundo y disparó la volatilidad. El Vix, el llamado índice del miedo, tuvo un alza histórica de 115%, un remezón que sin duda hará que los inversionistas sean más cautos en el corto plazo. La Fed tiene planificadas tres alzas de tasa para este año, pero si la inflación llega a la meta, podría aplicar aún más. El mercado, sin duda, va a estar atento a esos movimientos.