El Congreso de Argentina aprobó durante la mañana del pasado martes una polémica reforma de las pensiones con la que el presidente Mauricio Macri busca ...
Esteban Solari

El Congreso argentino aprueba polémica reforma a las pensiones en medio de graves disturbios

El Congreso de Argentina aprobó durante la mañana del pasado martes una polémica reforma de las pensiones con la que el presidente Mauricio Macri busca reducir el déficit fiscal.

El proyecto recibió el visto bueno tras más de 17 horas de debate, y fue aprobado con 128 votos a favor, 16 en contra y 2 abstenciones. La maratónica jornada estuvo marcada por violentos incidentes entre policías y manifestantes en las afueras del Congreso, los que dejaron decenas de heridos, y por enfrentamientos dentro del parlamento.

Entre sus principales puntos, la reforma hará que el ajuste de las pensiones dependa en mayor medida de la inflación y menos de la variación de los sueldos del sector público. Asimismo, modifica el ajuste semestral por trimestral. Según opositores y sindicalistas, al modificar la fórmula para calcular las pensiones, se reducirán los aumentos previstos para los jubilados. Actualmente, la jubilación mínima en argentina es de 7.246 pesos argentinos, lo que equivale a US$413.

Pero este cambio en la fórmula permite que el Estado ahorre más de US$5.700 millones sólo en 2018. Además, la ley aumenta la edad de jubilación. Los hombres que trabajan en el sector privado podrán jubilarse de forma voluntaria entre los 65 y 70 años, y desde ahí su retiro será obligatorio. En el caso de las mujeres, cuya jubilación hasta ahora era obligatoria a los 65 años, podrán dejar de trabajar de forma voluntaria entre los 60 y 70 años.

Este fue el segundo intento del gobierno por aprobar la reforma. El jueves de la semana pasada la sesión que discutía el proyecto tuvo que ser suspendida por las discusiones dentro de la cámara de Diputados y por los enfrentamientos fuera del Congreso. El gobierno de Macri, que asumió en diciembre de 2015, está implementando varias reformas para reducir el déficit y los costos de producción de las empresas, en un intento por atraer inversiones extranjeras que impulsen a la economía. Además de la modificación a las pensiones, se esperan cambios tributarios, laborales y del mercado de capitales.

Etiquetas:

Comentarios