Se intensifican las manifestaciones en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd
Los desencuentros entre el presidente Donald Trump y múltiples gobernadores y autoridades locales de Estados Unidos siguen agudizándose y están cada vez más cerca de
Prensa Digital

Se intensifican las manifestaciones en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd

Se intensifican las manifestaciones en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd

Los desencuentros entre el presidente Donald Trump y múltiples gobernadores y autoridades locales de Estados Unidos siguen agudizándose y están cada vez más cerca de convertirse en una batalla.

Las discusiones comenzaron con el manejo de la pandemia del coronavirus, cuanto ante la falta de medidas tomadas por el gobierno federal para contener el avance del brote de covid-19, las autoridades locales decidieron decretar cuarentenas y cerrar comercios. Cuando el mandatario determinó que ya era tiempo de retomar las actividades, para acotar al máximo posible el impacto negativo en la economía, comenzaron las presiones para que los estados volvieran a la normalidad, pero siguiendo los lineamientos de la Casa Blanca.

La semana pasada los 50 estados del país ya habían retomado en cierta medida las actividades, pero las discusiones entre autoridades se trasladaron a las protestas por el asesinato del afroamericano George Floyd, en las que la ciudadanía reclama contra el racismo y la violencia policial. Las manifestaciones ya llevan más de una semana y se han extendido a prácticamente todos los estados del país, y a más de 140 ciudades, pero pese a que en decenas de ciudades los gobernadores y alcaldes han decretado toques de queda y han desplegado la fuerza policial, para controlar la violencia en las manifestaciones, Trump se ha mostrado totalmente insatisfecho con su desempeño. En una conferencia telefónica que se filtró a la prensa, el mandatario instó a las autoridades locales a endurecer su línea de acción hacia los manifestantes, agregando que deben rastrear a las personas para ponerlas en la cárcel durante 10 años. Las sugerencias del presidente, molestaron a los gobernadores en particular a los de Illinois y Main, y el primero respondió, que es necesario abogar por la calma y criticó directamente a Trump, al decir que la retórica que sale de la Casa Blanca está empeorando la situación.

Durante la tarde el mandatario dijo en una conferencia de prensa que más temprano, recomendó a los gobernadores desplegar a la guardia nacional en cantidades suficientes para dominar las calles y hasta que la violencia fuera sofocada. Además advirtió que si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias para defender la vida y propiedad de sus residentes, desplegara el ejército de Estados Unidos y resolverá el problema rápidamente.

Las protestas se tomaron las calles del país, en el trimestre que se espera sea el más crítico para la principal economía del mundo, como consecuencia del coronavirus, con la mayor caída del PIB, desde la crisis financiera y un desempleo que ya supera el 14%.