La marihuana elevaría al doble el riesgo de cáncer testicular
Esta droga junto a la cocaína también dañarían la formación de espermatozoides, posible factor de infertilidad. El cáncer testicular es el más común entre los
Prensa Digital

La marihuana elevaría al doble el riesgo de cáncer testicular

Marihuana puede producir cancer testicular

Esta droga junto a la cocaína también dañarían la formación de espermatozoides, posible factor de infertilidad.

El cáncer testicular es el más común entre los hombres jóvenes chilenos, de igual modo, el consumo de marihuana es muy popular. Entre ambos existiría un nexo muy poco saludable: La cannabis aumentaría dos veces las posibilidades de padecer esta clase de tumoración, asegura una investigación estadounidense.

La información aparece en el diario inglés Daily Mail y en él se asegura que el consumo recreacional o recetado por un médico podría aumentar el riesgo de tumores cancerígenos germinales no seminomatosos.

Esta clase es más agresiva y podría presentarse cuando el paciente está en mayor riesgo de sufrir esta clase de cáncer, la juventud. El estudio fue elaborado por la Universidad del Sur de California y su hipótesis la sostiene tras comparar a 163 jóvenes diagnosticados con esta tumoración y 292 participantes sin antecedentes clínicos de dependencia o de esta patología.

La marihuana es rica en un componente conocido como endocannabinoide el que en forma natural se encuentra en el cuerpo humano. Cuando su volumen se descontrola producto del consumo de hierba puede dañar los testículos del macho causando carcinogénesis (tumoraciones).

Para la doctora líder de este trabajo, Victoria Cortessis, “no se sabe lo que la marihuana provoca en los testículos que puede conducir a la carcinogénesis, aunque se especula que podría estar actuando a través del sistema endocannabinoide”, encargado además de la formación de los espermatozoides.

Por si fuera poco, el consumo regular de marihuana también podría dejarte estéril, algo similar pero en menor medida causaría la adicción a la cocaína. El estudio aparece completo en la última edición de la revista Cáncer. Los investigadores esperan que nuevos estudios confirmen sus datos.

Etiquetas: