La comida chatarra podría causar Alzheimer
Investigación estadounidense vincula el consumo regular de alimentos altos en grasas y azucares con el “envenenamiento” del cerebro, lo que podría causar demencia senil. Un
Prensa Digital

La comida chatarra podría causar Alzheimer

La comida chatarra podría causar Alzheimer

Investigación estadounidense vincula el consumo regular de alimentos altos en grasas y azucares con el “envenenamiento” del cerebro, lo que podría causar demencia senil.

Un completo, una hamburguesa con queso o el pollo asado con papas fritas no sólo son sabrosos, también son fuentes de grasas que hacen engordar y, además, podrían causar, en unos cuantos años, demencia. Un estudio de la Universidad de Brown en Estados Unidos confirma que la mala alimentación puede dañar al cerebro irreversiblemente.

La investigación realizada en ratones de laboratorios, y que se publicará en la próxima edición de la revista New Scientist, confirma que estos productos son perjudiciales para la salud al aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, ganar masa corporal extra e igualmente y envenenar las neuronas.

La grasa y azúcares, si son consumidos en exceso, inhibirían la producción de la hormona insulina, encargada de regular las concentraciones de azúcares en el organismo. Si ésta hormona decae en su volumen el paciente podría ser diagnosticado con resistencia a la insulina.

Después de nutrir a las ratas con estos productos comenzaron a perder neuronas, las que participan en los procesos de aprendizaje y memoria al igual que en los humanos.Afortunadamente, ellos no se alimentan de grasas y azúcares en extremo como sí lo hacen los millones de hombres y mujeres en el mundo día a día, cifra que va en aumento debido a la pandemiade sobrepeso y obesidad, incluso entre los niños.

Es de esperar que esta noticia ayude a mejorar la alimentación de las personas que consumen estas comidas, pero sobre todo como prevención. Según las proyecciones estadísticas, Chile será el país más longevo en la región dentro de los próximos años, lo que se suma al eventual crecimiento de los problemas de peso entre la población, lo que hace prever que la incidencia de demencia senil aumentará peligrosamente.

Etiquetas: